¿Cómo reformar una vivienda pequeña? ¡Te enseñamos trucos para optimizar espacios!

Muchas veces es habitual encontrarse con pisos que tienen la localización perfecta pero son pequeños, sobre todo, cuando hablamos del centro de la ciudad. Pero, ¿por qué renunciar a la zona idónea por las dimensiones? En Reformas Alicante os enseñamos los trucos sobre como reformar una vivienda pequeña y ganar en espacio.

Cada rincón cuenta en cómo reformar una vivienda

El paso básico y esencial en todo espacio reducido es usar el color blanco. Algo tan sencillo como esto aporta mucha luz y sensación de amplitud en cualquier estancia, además de ser combinable con otros tonos que queramos añadir para darle estilo al hogar. No olvidemos que eso no significa que todo deba ser neutro, el blanco predomina pero utilizado con otras tonalidades da infinitas posibilidades.

Por ejemplo, ¿quieres calidez? Opta por elementos en madera y colores ocres o marrones. ¿Mejor un toque divertido? Juega con una decoración original y colores vivos como el rojo o el amarillo. ¿Prefieres un ambiente que inspire calma? ¡Adelante con los azules pastel!

Otro aspecto a tener en cuenta es la luminosidad. Conseguir que entre mucha luz en las distintas zonas de tu casa será un plus en esta batalla, por lo que añadir ventanas amplias es la estrategia perfecta. Lo mejor es acompañarlas de cortinas translúcidas que dejen pasar la luz y con colores claros, o incluso utilizar estores ya que son lisos y no recargan la decoración.

Es cierto que en algunas ocasiones este cambio no es posible debido a la propia finca o la normativa vigente en la localidad y, por tanto, hay que considerar otras formas de hacerse con esa luz que tanta falta nos hace. En este caso, habrá que elegir y localizar puntos de luz estratégicos para evitar zonas oscuras.

También los suelos son un aspecto clave en cómo reformar una vivienda pequeña. Es esencial retomar lo que comentamos anteriormente sobre los colores, manteniendo tonos suaves. En áreas como el baño se puede prolongar la continuidad de los materiales usados para el suelo de la ducha hacia la propia pared, aportando además un toque muy original y distinto.

¡Y llegamos al gran cambio! Las paredes ocupan mucho espacio y, sin embargo, ofrecen muchas alternativas que posiblemente no te habías parado a considerar. ¿Alguna vez habías pensado en el estilo loft? Es un estilo muy de moda en grandes ciudades y que consiste en quitar la pared entre el salón y la cocina, aunque hay incluso casos en los que se incluye el dormitorio en esta estructura diáfana.

Si te parece un cambio demasiado radical y quieres mantener la independencia de zonas, se pueden dividir algunos espacios. Esto se puede hacer usando estanterías, muretes a media altura, puertas correderas o transparentes o una barra americana en la cocina que la separe del comedor.

Tampoco hay que olvidar los pequeños cambios o detalles. Cosas que hay que tener en cuenta como el orden, utilizar elementos colgantes, la buena disposición de los muebles en cada estancia. Incluso  usar papel o alfombras para revestir paredes y suelo ¡hay que tener cada detalle controlado!

Y por último, la clave para saber cómo reformar una vivienda pequeña es mantener siempre en mente la funcionalidad. Muchas veces queremos meter todo lo posible en un espacio y olvidamos que menos es más ¡hay que optimizar!

¡Ha llegado la hora de sacar provecho a tu vivienda!

Si todo esto no te ha convencido y aún tienes dudas, nosotros nos ajustamos a tus exigencias. Contacta con nosotros sin compromiso y te asesoramos para sacar el máximo partido de tu hogar.

¡Llámanos!